Warning: mysql_num_rows() expects parameter 1 to be resource, boolean given in /home/favagros/public_html/cmsone_lib/lib/mysql_lib.php on line 449

Warning: mysql_num_rows() expects parameter 1 to be resource, boolean given in /home/favagros/public_html/cmsone_lib/lib/mysql_lib.php on line 449
¿Por qué elegir los cepillos Favagrossa? - Favagrossa - Itàlia

¿Por qué elegir los cepillos Favagrossa?

Perché scegliere le spazzole Favagrossa?La sustitución de los cepillos en el puente o túnel de lavado es una inversión importante. Es fundamental para la calidad del servicio, la impresión que se transmite a los clientes, el éxito de la actividad y, por consiguiente, la ganancia. El mercado ofrece diferentes alternativas, a tal punto que a menudo es difícil escoger entre precios rebajados, materiales con más o menos prestaciones y promesas de rendimiento, duración a lo largo del tiempo y calidad.

 

Por todos estos motivos, elegir un cepillo debe ser una elección prudente que no considere solo el ahorro actual, sino que se oriente a largo plazo. Cepillos económicos, pero no perfectamente compatibles, montados sin la calibración correcta del sistema, incapaces de dar la máxima calidad de limpieza y delicadeza a los vehículos, o que se consumen muy rápidamente por la escasa calidad de los materiales, representan un daño económico y de imagen.

 

Lo que se debe considerar realmente es la relación calidad/precio y en este caso es difícil no decidirse por la compra de los cepillos Favagrossa. Los motivos son numerosos, pero podemos citar al menos cinco.

 

Compatibilidad total: los cepillos de recambio Favagrossa son totalmente compatibles con la mayor parte de los sistemas presentes en el mercado, porque son los mismos que los principales fabricantes italianos y mundiales han elegido para equipar sus máquinas. Esta elección ya es una indicación del valor añadido que garantizan la experiencia y la tecnología de Favagrossa. Compatibilidad total significa montaje fácil, calibración rápida y funcionamiento sin contratiempos ni imprevistos, ¡como si el puente o el túnel hubiesen salido recién de la fábrica!

 

Fiabilidad: los cepillos Favagrossa son completamente Made in Italy. Se usan solo materiales de altísima calidad, suministrados por proveedores certificados, y toda la producción se realiza completamente en la empresa. Desde la extrusión de los soportes plásticos y las cerdas de polietileno hasta el corte de las banderas CARLITE, desde la costura manual de las cerdas hasta el ensamblaje de los ejes, se supervisa directamente cada elaboración. Esto garantiza un control de todas las fases de la producción que resulta en la máxima tranquilidad para el cliente, que sabe que compra un producto conforme al 100 %.

 

Duración: los clientes Favagrossa saben por experiencia que los cepillos producidos por la empresa tienen un ciclo de vida larguísimo. Más allá de los valores indicativos medidos de manera experimental y suministrados como indicación de la duración de los cepillos, a menudo, los mismos garantizan resultados excelentes incluso después de decenas de miles de lavados. ¡Pregunta a quien los usa!

 

Calidad: los cepillos Favagrossa tienen, sin duda, un valor añadido. No es una casualidad que ha sido precisamente esta empresa la que revolucionó el mercado del lavado de vehículos con la introducción de cepillos cada vez más innovadores. La fuerza limpiadora, la delicadeza, la baja emisión de ruidos y la función abrillantadora ya son una marca de fábrica de la empresa. Todos los materiales se interpretan con la misma filosofía, dirigida al exhaustivo estudio de los detalles y la máxima eficiencia.

 

Experiencia/flexibilidad: la experiencia y el vasto catálogo Favagrossa están al servicio de los pedidos especiales del cliente. No obstante, existan conformaciones estándar para los sistemas de puente y para los túneles, los clientes, a menudo, tienen la necesidad de aportar modificaciones y mejoras en términos de diámetro, densidad del material, alternancia de materiales, colores. ¡Con los cepillos Favagrossa todo es posible: conciliando las necesidades del cliente con las evaluaciones técnicas por parte de la empresa, cualquier pedido puede ser satisfecho y, básicamente, ¡cualquier sistema puede ser único!